El anti-post

He decidido llamar a este post «el anti-post» porque aquí vengo a hablar de cómo estoy llevando yo la cosa esta de la maternidad, siguiendo mi instinto que a su vez se habrá forjado a base de la educación recibida y de cómo venía yo de fábrica a partir de la madre que me parió. Y puede que algunas de las cosas que digan resulten «impopulares». [¿Por qué todo lo impopular se asocia con el conservadurismo?]
Continuar leyendo «El anti-post»

Mi bebé se toca la chufa

El jueves 29 de noviembre, Bebé cumplió cuatro meses. Para Marido y para mí, los cambios que se van produciendo en él son apenas perceptibles en contraposición a los aspavientos que hace la gente cuando lo ve al cabo de cierto tiempo. Que si qué cambiado, que sí qué gordito, que sí no parece el mismo.

Pero en los últimos días ambos hemos acudido a la contemplación del descubrimiento de su pene.
Continuar leyendo «Mi bebé se toca la chufa»

Bye Bye, Baby

Mientras miro dormir a Bebé acaricio sus gruesos muslos enfundados en el «condón blanco» como lo llama Marido, o saco de dormir de ese color. En la etiqueta de detrás pone «75cm». Ya le empieza a estar pequeño. Y la cremallera, como todas las prendas de ropa de bebé con cremallera, le llega hasta el cuello y al verlo, me produce una falsa sensación de asfixia porque mi bebé tiene una preciosa papada que se superpone a cualquier prenda de vestir. Pero él no se queja. Así que no creo que se asfixie.
Continuar leyendo «Bye Bye, Baby»