Piropos del Bebé

Cuando se es madre la sexualidad pasa a un segundo (o tercer, o cuarto…) plano. Al menos en mi caso. Pero sucede que mi yo sexual se me revela en sueños. Así, tengo sueños recurrentes de que flirteo con otros hombres, la mayoría conocidos, antiguos compañeros de facultad sobre todo. Y en esos sueños hay también los primeros besos y de verdad que siento mariposas en el estómago como si fuera muy real. ¡Echo de menos ligar, es así!
Continuar leyendo «Piropos del Bebé»