Independizarme del bebé

No tengo perdón: desde mayo sin escribir un post. Me prometí a mí misma que no dejaría el blog, que sería una manera de ejercitar la mente y los dedos, y sobre todo de recordar los primeros meses de maternidad porque hay ciertas cosas que se me están empezando a olvidar. Por ejemplo, la salida de su primer diente, o cuándo empezó a andar (menos mal que lo escribí en un calendario de esos de pared con espacio para escribir en cada uno de los días).
Continuar leyendo «Independizarme del bebé»

Piropos del Bebé

Cuando se es madre la sexualidad pasa a un segundo (o tercer, o cuarto…) plano. Al menos en mi caso. Pero sucede que mi yo sexual se me revela en sueños. Así, tengo sueños recurrentes de que flirteo con otros hombres, la mayoría conocidos, antiguos compañeros de facultad sobre todo. Y en esos sueños hay también los primeros besos y de verdad que siento mariposas en el estómago como si fuera muy real. ¡Echo de menos ligar, es así!
Continuar leyendo «Piropos del Bebé»